Portada

lunes, 26 de diciembre de 2016

2017: año del Gallo de fuego

Muchos saludos a todos, bienvenidos a este espacio suyo.

El próximo 1 de enero de 2017, en Japón se iniciará el año nuevo, signado por el Gallo rojo o Gallo de fuego (en China, que se rige por un calendario lunar, el año dará inicio el 28 de enero).
Luego del desorden que orquestó el mono en 2016, ahora hay nuevas reglas, dictadas por un gallo, cuyo elemento es el fuego, que tiene forma de yin y que es femenino. En rigor, debería ser Gallina de Fuego Yin.
El nombre común con el que se le conocerá en el mundo a 2017 es el año del Gallo Rojo. Esta unión de fuerzas resulta perjudicial para las medias tintas, las cosas estarán bien o estarán mal. Las buenas será recompensadas y las malas serán castigadas, sin dilaciones, sin la posibilidad de rebatir o defender.
En China, el año nuevo será el número 4715 y la estación en la que le el Gallo Rojo estará en su plenitud es el otoño.
Queda advertido que para las personas que se dejen llevar por estados de descontrol –comunes con el mono-, será un año marrullero y se llenará de obstáculos difíciles de sobrepasar.
El Gallo Rojo de Fuego Yin es un animal elegante, majestuoso pero a la vez demuestra calidez en sus formas más íntimas así como gran protector. Por ello, será una etapa donde se unificarán lucha y amor en ámbitos generales.
Este signo del horóscopo chino expresa la calidez e invita a mirar hacia adentro, a encontrar el flujo vital que se alimentará del orden, la justicia, la rectitud de procedimientos; las personas, las sociedades o las naciones se agruparán alrededor de principios positivos como la paz.
Pero quienes tuvieran acciones contrarias reproducirán estados de caos, de desquilibrio, en contraposición de quienes privilegien la visión interior, así como la dulzura de las relaciones íntimas y familiares. Pensamientos olvidados surgirán repentinamente, en medio de un ambiente desconcertante, un tanto rígido y muy abigarrado.
Los estudiosos advierten que el gallo es un ser altruista y samaritano. Sabe escuchar y aportar soluciones eficaces. En cada ser humano brotará una semilla de conciencia ante tanta injusticia, y germinará lenta pero segura. Se afianzarán alianzas nuevas entre países y se disolverán otras que parecían eternas. El mundo buscará equilibrar la pasión y la razón.

Año 28 del emperador Akihito

Como se conoce, en el Japón se cuenta el número de años de manera diferente. Esta nación que tiene 2.600 años de fundación estableció que la medición del tiempo estará atada a su Emperador.
De esta manera, desde el día que uno nuevo asume funciones, el calendario se pone en cero. En este sentido, el 2017 del anuario occidental coincide con el año 28 de la era Heisei, como la llama el propio Emperador Akihito. este año aparecerá en todos los documentos oficiales de Japón.
Para este país insular, 2017 podría marcarse con mayúsculas en la historia, toda vez que el Emperador ha expresado su deseo de abdicar al trono, en consideración de que siente que ya no tiene las fuerzas ni la predisposición de ánimo para reinar sobre un país que es la tercer economía más grande del mundo.
En términos legales no existe la figura de la abdicación, de manera que los grandes sabios del país están analizando la mejor manera de complacer a Akihito sin romper una tradición muy antigua.
La dinastía japonesa es la monarquía hereditaria continuada más antigua del mundo, es conocida como la dinastía Yamato. La Casa Imperial japonesa reconoce la legitimidad de los ciento veinticinco monarcas que se han sucedido desde el ascenso del emperador Jimmu.
Esa muy probable que el fin de la acción imperial de Akihito esté marcada por el Gallo de fuego. Es posible.

Espero verles pronto.